El Fondo Verde para el Clima se enfoca en las siguientes áreas estratégicas:

Áreas Estratégicas
Mitigación | Acciones encaminadas a reducir la emisión de gases de efecto invernadero o a aumentar las capturas de dióxido de carbono
Adaptación | Acciones encaminadas a promover la resiliencia tanto de personas como del entorno natural a los efectos del Cambio Climático

 

Asimismo, hay una serie de subáreas estratégicas para los instrumentos del Fondo Verde para el Clima:

Mitigación | Subáreas estratégicas
Generación de electricidad a través de energías renovables
Transporte de bajas emisiones
Eficiencia energética en edificios, industrias y ciudades
Reducción de emisiones derivadas del uso de la tierra 
Conservación de bosques y aumento de las reservas forestales de carbono y su capacidad de captura

 

Adaptación | Subáreas estratégicas
Aumento de los medios de subsistencia de las personas, comunidades y regiones más vulnerables al clima
Seguridad hídrica y alimentaria ante desastres naturales
Infraestructuras resistentes a las amenazas del cambio climático
Conservación de ecosistemas y gestión de la diversidad forestal

 

Para que un proyecto sea elegible, tendrá que cumplir los siguientes criterios de inversión:

Criterio Definición
Impacto Potencial del proyecto para contribuir al logro de los objetivos del Fondo Verde
Cambio de paradigma El proyecto propuesto no sólo debe tener impacto en la lucha contra el cambio climático por sí mismo, sino que debe servir de cimiento para la consecución de un desarrollo de bajas emisiones y resiliente al clima
Desarrollo sostenible Beneficios en materia económica, medioambiental, social y de género
Necesidades del beneficiario Vulnerabilidad del país y de la población y necesidades de financiación
Apropiación del país beneficiario Coherencia del proyecto con las políticas existentes, capacidad para ejecutarlo (estrategia nacional e instituciones sobre el clima), compromiso con la sociedad civil
Eficiencia y eficacia Solidez económica y financiera del programa/proyecto